Avatares

Su candidatura transportó a muchos a un lugar de fantasía donde todo era posible; pero Barack Obama no es mago, Washington no tiene nada que ver con la Ciudad Esmeralda, y Estados Unidos está bien lejos del país de Oz. Y justo un año después de que tomara posesión de su cargo, las políticas del presidente Obama nos recuerdan que seguimos viviendo en Kansas.

Quizá las buenas intenciones se estrellaron contra el sólido muro de la realidad. Si bien George W. Bush abandonó la Casa Blanca hace doce meses, las dos guerras que comenzó continúan en curso, la prisión de Guantánamo sigue abierta, los ataques selectivos de la CIA en diferentes países están más activos que nunca, y la economía estadounidense aún no comienza a generar empleo.

Por más que intente emprender un camino sobre ladrillos dorados, el curso de los acontecimientos continúa obligando al presidente a guiar al país hacia un callejón sin salida.

El último de estos avatares ha sido la catástrofe natural del terremoto en Haití. Ahora mismo estoy viendo por televisión a los marines bajándose del helicóptero en los jardines del Palacio Nacional de Puerto Príncipe. Estados Unidos retoma el control del país. Como si no tuviera bastante con Afganistán e Iraq, Obama emprende la tarea de reconstruir otra nación.

En una semana se presentará ante el país para pronunciar su primer discurso sobre el Estado de la Nación. Lo hará ante congresistas y senadores aún incapaces de ponerle encima de la mesa la reforma del sistema de salud que les pidió hace meses. Lo hará también ante unos ciudadanos que según nos recuerdan todos los días algunos canales de noticias están profundamente enojados.

Le queda el consuelo de la popularidad exterior. Quizá sea el mayor éxito por el momento de su presidencia. Con el Premio Nobel de la Paz bajo el brazo, Obama sigue despetando la simpatía de la comunidad internacional. La marca “Estados Unidos” quedó revalorizada con su elección.

Pero la que votará en noviembre será Dorothy. Su casa se la ha llevado el viento. Y en Kansas ya la han convencido de que todo ha sido un sueño.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s