Vuelva usted mañana

Camino desconcertado por los pasillos del Capitolio de Albany. Doy dos pasos, y la oscuridad de las bóvedas románicas se convierte en tenue luz que entra por los ventanales renacentistas. Y en frente, los arcos góticos, y adornos que yo siempre pensé eran típicos del arte mudéjar. Menudo lío.

Me pregunto si los arquitectos de este edifico sabían qué tipo de personas lo ocuparían un siglo después. La variedad de estilos bien podría representar la confusión de sus habitantes.

Por ejemplo, el gobernador parece tener una calculadora diferente a la de sus compañeros de partido. Quiere usar la tijera en mitad del año fiscal para evitar, según él, una catástrofe presupuestaria.

“Yo creo que el gobernador está intentando salvar la vida política de él”, me dice el senador demócrata Martín Malavé Dilán, escéptico del cálculo deficitario de David Paterson.

Contra viento y marea, Paterson quiere postularse al puesto el año que viene, y algunos ven en su discurso fiscal tintes electoralistas.

“Creo que es una crisis real, pero también está intentando ser elegido. Ambas cosas pueden ir juntas”, dice el senador Eric Schneiderman, mientras me anuncia que en un par de horas presidirá la primera reunión del comité encargado de estudiar el futuro de su compañero Hiram Monserrate, culpable de un delito menor de agresión.

No sé si merece la pena acompañarle. El líder del la Mayoría Demócrata en el Senado, Pedro Espada Jr., me ha comentado poco antes que él cree que el destino de Monserrate quedará en manos de los votantes de primarias el próximo septiembre. Además, el comité no tiene el poder de expulsarle, sólo de recomendar su expulsión.

De todos modos voy. Schneiderman presenta a sus colegas en el comité, hablan un ratito y terminan. Deciden que se reunirán otra vez, aunque no acuerdan ni dónde ni cuándo.

Vuelvo al día siguiente, y un grupo a favor del matrimonio gay acosa a Espada camino de la sesión extraordinaria del Senado. “¿Qué pasa con nuestras familias?”, le grita un manifestante.

¿Habrá votación sobre este tema?

“Todo a su tiempo”, me responde.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s